Armas
Acceso

Efrén Llarena se proclama junto a Sara Fernández triple campeón de España tras una lección de pilotaje

Los primeros rayos de Sol de la mañana pintando de oro el polvo en suspensión predijeron la tarde de champán vivida horas después. Efrén Llarena, tras terminar en tercera posición absoluta, se proclamaba campeón de España de dos ruedas motrices, de la categoría R2 junto a su copiloto Sara Fernández, y también de la categoría Junior. Los tres, a la vez, sentenciados en su favor después de brillar sobre la tierra pozoalbense.

El piloto del RACC quiso demostrar desde muy temprano que su desplazamiento al Rally de Tierra de Pozoblanco era algo más que un trámite hacia la consagración de los tres títulos a los que optaba. Colándose por delante de vehículos con mayor tracción y mayor potencia, vencieron los complejos que produce competir en una categoría de aprendizaje para dejar patente que no es casualidad su subcampeonato en la potente 208 Rally Cup francesa y su gran situación como líder dentro de la Beca Junior R2 española.

A pie de tramo, el apellido Llarena cobraba fuerza conforme iban pasando los tramos cronometrados. De ser un murmullo tímido inicialmente pasó a ser protagonista. Un protagonista que, vitalizado por su continua pelea en el Top 3 nacional, se ganó el derecho de permanecer entre las conversaciones hasta la entrega de premios, ya entrada la noche.

La jornada victoriosa y soberbia de Efrén Llarena estuvo marcada por las condiciones de luz, de polvo y la salida de uno de los participantes precedentes, que obligó a tener que tomar decisión de neutralizar, no pudiendo los 2RM correr los últimos tramos, tomando el colegio de comisarios deportivos, la elección que menos perjudicase a todos los participantes.