Armas
Acceso

Andy Soucek cumplirá el 'sueño americano'

Bentley Motorsport ha confirmado que Andy Soucek será uno de los pilotos oficiales de la marca que disputarán las SprintX Series dentro del campeonato Pirelli World Challenge (PWC).

El piloto madrileño competirá a los mandos del Bentley Continental GT3 de la escudería K-PAX Racing, que conquistó el campeonato en la temporada 2016 con el piloto portugués Álvaro Parente.

Soucek compartirá el coche Nº 9 precisamente con Parente, su amigo y antiguo compañero de equipo en la Fórmula 3 2002 y GP2 Series 2008 y rival de mil batallas en múltiples categorías a lo largo de su trayectoria deportiva.

Las Sprint X son carreras de una hora de duración, con cambio de piloto y neumáticos incluido.

Soucek confirma de su reto americano:

"Competir en los EEUU ha sido uno de mis sueños y el mercado está creciendo mucho con campeonatos y carreras relevantes tales como PWC, IMSA etc.

Por ello, me llena de alegría competir en las SprintX Series. Me hace especial ilusión hacerlo junto a mi amigo y compañero Alvaro Parente así que además de ser competitivos, esperamos pasarlo en grande. Gracias a K-PAX Racing y a Bentley Motorsport por brindarme esta nueva oportunidad.

Será un año muy completo y tengo más ganas que nunca. Ahora tengo un programa de 13 carreras a nivel Mundial que me dará opción de luchar por tres campeonatos, las Blancpain Endurance Series, Intercontinental GT Challenge y SprintX".

El calendario de Soucek en las SprintX Series se compone de las siguientes carreras:
23 - 25 de Marzo: Circuit of the Americas - Austin, TX
27 - 29 de Abril: Virginia Int'l Raceway - Alton, VA
26 - 28 de Mayo: Lime Rock Park - Lime Rock, CN
13 - 15 de Julio: Portland Int'l Raceway - Portland, OR
10 - 12 de Agosto Utah Motorsport Complex - Tooele, UT
 

Volkswagen ficha a Romain Dumas para la Pikes Peak International Hill Climb 2018

Volkswagen confía en la experiencia para su vuelta a la Pikes Peak International Hill Climb. El 24 de junio de 2018, más de 30 años después de la última participación en la subida más famosa del mundo, el francés Romain Dumas se pondrá al volante del primer vehículo de carreras 100% eléctrico de la marca.

Dumas ya ha ganado la llamada ‘Carrera hacia las nubes’ (porque su línea de meta se encuentra a 4302m de altitud respecto al nivel del mar), en Colorado (USA), hasta en tres ocasiones. También podrá aprovecharse de la experiencia adquirida al conducir los prototipos híbridos del Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC): Dumas también ha conseguido ganar el título de la máxima categoría de carreras de resistencia en 2016, como piloto oficial Porsche.

“La Subida Internacional a Pikes Peak es un gran desafío, porque cada piloto tiene un sólo intento“, explica Romain Dumas. “Pero tengo mucha confianza en Volkswagen Motorsport. El equipo está muy motivado, pero es que además ya ha demostrado en el pasado que es capaz de conseguir éxitos inmediatos en terreno desconocido.”

El objetivo que comparten tanto la marca como el propio Dumas es establecer un nuevo tiempo ‘récord’ para vehículos eléctricos. “Romain es uno de los piloto más rápidos que ha participado nunca en la carrera de Pikes Peak. Además, tiene miles de kilómetros de experiencia pilotando prototipos de carreras. Esto lo convierte en el piloto perfecto para Volkswagen, que va a hacer su debut con un coche de carreras completamente eléctrico“, dijo Sven Smeets, director de Volkswagen Motorsport.

Volkswagen va a participar en la Pikes Peak International Hill Climb de 2018 con un prototipo eléctrico completamente nuevo, desarrollado desde cero. La reglamentación ofrece un alto nivel de libertad de desarrollo para esta clase de vehículos. “Esto nos permite demostrar la eficiencia de las baterías y el tren motriz de Volkswagen del futuro en un entorno competitivo. Otro desafío adicional radicará en el hecho de que la carrera de Pikes Peak se disputa en una carretera normal, por lo que tanto las condiciones meteorológicas como las de la carretera pueden cambiar de un momento a otro“, dice Smeets.

“Competir con vehículo eléctrico en Pikes Peak International Hill Climb también te proporciona algunas ventajas, como el hecho de que la entrega de potencia que puede ofrecer tu coche será constante a lo largo de los 20 kilómetros del recorrido. Sin embargo, los coches equipados con motores de combustión tradicionales sufrirán una reducción de potencia significativa a medida que suban metros y el aire se vuelva cada vez menos denso. Tuve que convivir con ese problema en mis anteriores participaciones aquí. Estoy deseando poder tomar la salida a 2.862metros y poder llegar a la cima a tope de potencia por primera vez“, dice Dumas retomando el hilo de la conversación.

El piloto de carreras ‘purasangre’ nacido en Alés, al sur de Francia, está familiarizado con la tecnología eléctrica en los coches de carreras: en los últimos años ha competido en el Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC) FIA como parte del equipo oficial Porsche en un prototipo híbrido (gasolina/eléctrico). Además de conseguir el título de este campeonato en 2016, Dumas ha logrado la victoria en nada menos que ocho carreras de 24 horas, incluyendo dos en el legendario ‘Le Mans’. Para culminar una trayectoria ‘todo-terreno’, el ambicioso piloto también se ha hecho un nombre con sus impresionantes actuaciones en el Rally Dakar y en el Campeonato del Mundo de Rallys.

Participar en la Pikes Peak International Hill Climb 2018 es un paso importante para Volkswagen en su camino para convertirse en un constructor líder entre coche de producción con tecnología eléctrica. No obstante, la marca Volkswagen tiene previsto estar comercializando más de 20 modelos totalmente eléctricos para 2025.

Alonso: "Ojalá que podamos probar el champán este año"

Fernando Alonso es optimista respecto a que la próxima temporada en la Fórmula Uno será muy diferente en McLaren tras la llegada de los motores Renault y se ve de nuevo en los podios, a los que no sube desde el Gran Premio de China de 2014, cuando todavía estaba con Ferrari.

"Quiero soñar por arriba y ojalá que podamos probar el champán este año", asegura Alonso en entrevista con Efe tras su participación este fin de semana en la icónica carrera de las 24 Horas de Daytona, de la que se va satisfecho a pesar de que los problemas mecánicos le imposibilitaron estar entre los mejores.

En la Fórmula Uno quiere dejar atrás los tres años con motores Honda y tener opciones de nuevo de "luchar por los podios", verse en la parte delantera de la carrera y, quizás, quién sabe, ganar alguna carrera si las condiciones son propicias.

Por ello, dice con firmeza que "todo lo que no sea estar en los podios" para un binomio como el formado por McLaren y Renault sería estar por "debajo de las expectativas".

Pero después se refrena y baja un poco las expectativas, sabedor de que hay millones de seguidores en España que esperan verle más allá de los tres quintos puestos cosechados en tres temporadas completas con McLaren: "Queremos al menos conseguir algún podio".

Tras poner fin a una mala experiencia con Honda a la conclusión de la pasada temporada, Alonso se ve en otra situación después de que McLaren firmase para que Renault le suministre los motores las próximas tres temporadas.

Pero dice que hay que esperar y ver en qué se concretan todas las mejoras. No en vano el equipo británico no gana una carrera desde el triunfo de Jason Button en Brasil en 2012, poca cosa para una escudería que ha ganado 12 campeonatos y 8 títulos de constructores.

"Es difícil plantearse objetivos por todos los cambios que hemos hecho. No sabemos dónde nos situarán y los ajustaremos después de las primeras carreras", asegura.

Con todo, las expectativas son buenas en la fábrica de McLaren en el Reino Unido y no solo se basan en sensaciones sino en "números" palpables.

"Tenemos algo más de hechos, y no solamente de palabras, este año, y con el cambio al motor Renault creo que podemos dar un paso adelante grande", afirma.

Hasta que comiencen a concretarse esas mejoras en los test de la nueva temporada en la Fórmula Uno, que se realizarán a finales del próximo mes, Alonso descansará tras la experiencia en Daytona y posteriormente se centrará en febrero en la preparación física, para llegar ya en las mejores condiciones.

Quizás por ese optimismo, el ovetense ni se plantea saltarse ninguna carrera de Fórmula Uno este año, como hizo la temporada pasada para poder acudir a las 500 Millas de Indianápolis, borrando de su calendario una carrera tan significativa como el Gran Premio de Montecarlo.

Es rotundo al afirmar que su "primera y única prioridad" es McLaren, incluso si se abre la posibilidad de probar en un caramelo al que le tiene ganas, las míticas 24 Horas de Le Mans, que le trajeron precisamente a Daytona para conocer la especialidad y tomar experiencia.

El bicampeón del mundo sale satisfecho de la carrera floridiana, a pesar de que su Ligier acabó trigésimo octavo tras numerosos problemas mecánicos.

Pero se queda con que fueron de los coches más rápidos de la prueba durante la noche, a pesar de que su monoplaza había dado claras señales de menor potencia que sus rivales en las semanas previas y de que tanto él como el próximo piloto de reserva de McLaren, el joven Lando Norris, de 18 años, era la primera vez que participaban en una carrera de este tipo.

"En las carreras de resistencia se unen más cosas que no están a tu alcance; en la Fórmula Uno tu equipo y tú sois dueños de tu destino, pero en resistencia pueden pasar mil cosas que no te puedes ni imaginar", explica.

Pero, por eso mismo, son "grandes carreras" y la alegría de ganarlas es tan notable, porque para subir a lo más alto de podio todo tiene que ir "a favor", porque "cualquier pequeño detalle te puede fastidiar".

A pesar de la positiva experiencia en su debut en esta nueva modalidad automovilística, a Alonso no se le pasa por la cabeza seguir probando cosas nuevas y es rotundo al asegurar que "seguirá en los circuitos" y no se plantea nuevos retos como el de, por ejemplo, subirse a un "coche de rally".

El nuevo BMW M8 GTE debuta en Daytona

La andadura automovilistica del nuevo BMW M8 GTE comenzó oficialmente en la apertura de la temporada del Campeonato IMSA WeatherTech SportsCar en Daytona (EE. UU.) este fin de semana. En el Daytona International Speedway, Jesse Krohn (FIN), John Edwards (EE. UU.), Nick Catsburg (NED) y Augusto Farfus (BRA) terminaron séptimo en la clase GTLM después de 773 vueltas, compartiendo el volante del coche número 24.

Ambos coches mostraron una gran fiabilidad y lograron completar la clásica cita de resistencia sin mayores problemas técnicos en la aparición de la primera carrera del nuevo automóvil GT de BMW Motorsport. Ningún otro coche de carreras BMW GT ha sido más fiable en su debut. Esta fue una buena noticia para todos los involucrados en BMW Motorsport y en BMW Team RLL. Teniendo en cuenta el equilibrio de rendimiento dado (BoP), era obvio, incluso antes del inicio de la carrera, que los dos coches BMW M8 GTE estarían fuera de la lucha por las primeras posiciones. Más importante fue el hecho de que el modelo nuevo fue capaz de dominar el desafío de una carrera de 24 horas desde el primer momento.

"Nuestro BMW M8 GTE completó con éxito su bautismo de fuego aquí en Daytona", dijo el director de BMW Motorsport, Jens Marquardt. "Terminar una carrera de debut tan dura con ambos coches después de 24 horas sin grandes problemas técnicos es algo de lo que podemos estar más que orgullosos. Todo se ha dicho con respecto a las razones de la brecha en el rendimiento en comparación con nuestros rivales. El automóvil aún no ha mostrado su verdadero potencial. Es por eso que BMW e IMSA continuarán sus conversaciones productivas y abiertas y han acordado encontrar una evaluación de BoP apropiada para los próximos eventos comenzando con Sebring, permitiendo que el BMW M8 GTE muestre su verdadero rendimiento en beneficio de la serie, BMW y todos nuestros fanáticos ".
 

Ford Chip Ganassi Racing domina en Daytona

Los dos Ford GT equipados con Michelin de Chip Ganassi Racing dominaron la clase GT LM en la Rolex 24 At Daytona, la primera ronda del Campeonato IMSA WeatherTech SportsCar 2018.

A pesar de la feroz competencia de Ferrari, Porsche y BMW, así como la presión constante de la pareja de autos de Corvette Racing, Ryan Briscoe, Richard Westbrook y Scott Dixon condujeron el Ford GT N ° 67 a la victoria del fin de semana, terminando 11.166 segundos de sus compañeros Joey Hand, Dirk Mueller y Sébastien Bourdais en el auto hermano N ° 66.

Los dos Ford GT lideraron todas menos nueve de las 783 vueltas (4.486 km) completadas por los autos GT Le Mans más rápidos en la pista de 5,73 km para superar el récord de distancia para la clase que se mantuvo desde 1992.

Fue la tercera victoria en una carrera mundial de resistencia de 24 horas para el Ford GT después de sus éxitos anteriores en Le Mans en 2016, el año del lanzamiento del automóvil, y en Daytona en enero pasado.

El resultado también vio a Chip Ganassi Racing (CGR) alcanzar su 200 ° victoria en la carrera (IndyCar, NASCAR, IMSA, FIA WEC, etc.) después de un fin de semana perfecto para el propio Ganassi, que fue nombrado Grand Marshall en la 56 ° edición el Rolex 24 en Daytona.

"Las carreras de veinticuatro horas siempre presentan una amplia gama de desafíos, tanto conocidos como inesperados, y esta carrera no fue una excepción", dijo Chris Baker , Director de Motorsport, Michelin North America. "Además, la profundidad y calidad del campo en Daytona siempre es muy alta, como vimos nuevamente este año. La lista de 50 candidatos incluyó a 13 fabricantes o marcas, y ver a los ganadores de GT LM romper el récord de distancia anterior es una clara indicación del ritmo de la carrera ".

Otra evidencia del alto nivel de preparación de los equipos y pilotos para el clásico de Florida fue el hecho de que 42 de los 50 titulares llegaron a la conclusión de lo que resultó ser una competencia particularmente intensa, con muy pocas interrupciones.
Michelin proporcionó a sus socios LM GT los denominados neumáticos confidenciales de su gama de carreras de resistencia MEDIUM, a saber, MEDIUM Cold y MEDIUM Hot.

Al final, el clima relativamente fresco de enero de Florida los vio utilizar esencialmente el frío MEDIANO tanto para la noche como para la luz del día de la carrera, aunque las temperaturas del aire y de la pista fueron las más cálidas de al menos una década.

Los fabricantes de automóviles de Detroit brillan en Daytona

Las señales alrededor de la pista indicaron que el Daytona International Speedway, pero el extremo afilado de la clasificación de GTLM en la bandera resultó ser un asunto de Detroit, ya que los dos Ford GT fueron perseguidos por la N ° 3 y la N ° 4 C7.Rs de ganadores de poles Jan Magnussen / Antonio García / Mike Rockenfeller y Oliver Gavin / Tommy Milner / Marcel Fassler, respectivamente, que proporcionan Corvette Racing con un fuerte inicio de las celebraciones de su 20 º año en las carreras de coches.

Los cinco primeros fueron completados por el Risi Competizione Ferrari 488 GTE de Toni Vilander / James Calado / Davide Rigon / Alessandro Pier Guidi, mientras que el N ° 912 Porsche 911 RSR (Vanthoor / Bamber / Bruni) y el nuevo N ° 24 BMW M8 GTE (BMW Team RLL, Krohn / Edwards / Catsburg / Farfus) fueron sextos y séptimos. El N ° 911 Porsche (Pilet / Tandy / Makowiecki) y el N ° 25 BMW (Sims / De Phillippi / Auberlen / Eng) se retrasaron por problemas técnicos.

La próxima ronda del Campeonato IMSA WeatherTech 2018 llevará equipos a la cercana Sebring, Florida, para el Mobil 1 - 12 Hours of Sebring el 17 de marzo.

Alonso: "Podríamos haber estado en el podio"

Fernando Alonso se lamentó este domingo de que los numerosos problemas mecánicos les hayan impedido a él y a sus compañeros, Lando Norris y Phil Hanson, estar en el podium de las 24 Horas de Daytona, pues su ritmo de carrera era de los "dos o tres mejores" de la prueba.

El piloto de McLaren indicó en rueda de prensa que perdió una "oportunidad" en una carrera del prestigio de esta.

Para el dos veces campeón mundial de la Fórmula Uno fue una "sorpresa" ver que durante la carrera eran más competitivos de lo previsto, después de los problemas en los entrenamientos y calificación, en la que fue decimotercero.

Los problemas en el embrague y los dos en los frenos que él mismo sufrió les alejaron de la cabeza, aunque se quedó con los "pensamientos y sensaciones positivas" por cómo fue la carrera.

"Una de las mejores cosas fue sentirse competitivos" con otros prototipos más desarrollados y pilotos con experiencia en esta modalidad de resistencia, aseguró.

Indicó que esta participación en Daytona le hace estar "más preparado" para una intervención futura en las 24 Horas de Le Mans (Francia) y que la próxima vez que entre a un prototipo sabrá qué le espera.

De esta manera, indicó, cumplió uno de los principales objetivos de esta carrera, estar "mucho mejor preparado" para una prueba como Le Mans".

Destacó que su monoplaza, el 23, fue "más rápido" que el otro del equipo United Autosports, que son cuartos en la carrera tras mucho tiempo en tercera plaza, y que lo que vio y sintió durante la carrera es que estaba "cerca" de los otros con más desarrollo.

"Puedo conducir prototipos mejor que hace dos semanas", sentenció.

Fue rotundo al decir que no va a saltarse este año ninguna cita en Fórmula Uno, al contrario que la pasada temporada, en la que participó en las 500 Millas de Indianápolis, pues el campeonato es su "prioridad numero uno" y Le Mans o cualquier otra opción será secundaria.

"Todo después de McLaren", dijo el bicampeón, que indicó que no tiene una fecha límite, y la decisión no depende solo de él. 60-40 % cuando al inicio de este fin de semana era el 50-50 %

Pero dijo que cree que volverá a esta "prestigiosa e icónica" carrera, pues cae en un buen momento del año, antes de comenzar la temporada y, en vez de estar relajado y entrenándose en el gimnasio o bicicleta, lo puede hacer en Florida: "Mucho mejor prepararse en la pista".

Barbosa, Fittipaldi y Alburquerque, con Cadillac, ganan las 24 Horas de Daytona

El brasileño Christian Fitipaldi y los portugueses Joao Barbosa y Filipe Alburquerque ganaron este domingo las 24 Horas de Daytona en una carrera muy limpia en la que el Ligier de Fernando Alonso acabó trigésimo octavo tras media docena de averías.

Esta es la tercera victoria en Daytona para Barbosa (2010 y 2014) y Fittipaldi (2004 y 2014) y primera para Alburquerque, que fue el encargado de cruzar la meta al volante del Cadillac del equipo Mustang Sampling, que dominó de principio a fin.

A pesar de lograr el tercer mejor tiempo en la sesión de clasificación, pronto se pusieron en el frente y fueron primeros en el paso por la decimoctava de las 24 horas de la prueba.

Solo los Acura comandados por el brasileño Helio Castroneves y el colombiano Juan Pablo Montoya parecía que podían plantarles cara, pero un toque con el Cadillac número 31 del primero y una avería del segundo les alejó del frente. Al final acabaron noveno y décimo, respectivamente.

Los segundos clasificados fueron los pilotos del prototipo Cadillac del equipo Whelen Engineering Racing compartido por el joven brasileño Felipe Nasr, Eric Curran, Stuart Middleton y Mike Conway.

Este monoplaza llegó con una demora de 1:10.544, mientras que el tercer prototipo entró en la meta 21 segundos más tarde después de que lo llevaran hasta allí Jonathan Bennett, Colin Braun, Loic Duval y Romain Dumas.

Los españoles no tuvieron su fin de semana, a excepción de Antonio García, el único que había ganado en Daytona en la categoría de prototipo y una de clase.

El madrileño llegó a la meta tercero en la división GTLM con su Corvette C7.R, que había marcado la "pole", solo después de los dos Ford GT.

Pero las atenciones estaban puestas en el Ligier de Alonso y sus jóvenes compañeros, los británicos de 18 años Lando Norris y Phil Hanson, que fueron trigésimos octavos, o penúltimos de la división de prototipos.

Aunque las sesiones de entrenamiento y calificación (13º) no eran muy prometedoras, el inicio de la carrera daba señales contrarias y el dos veces campeón del mundo de Fórmula Uno llegó a liderar la prueba por dos vueltas en el que era su debut en una carrera de resistencia.

Pero primero un pinchazo de Hanson les quitó cuatro vueltas, a las que se debieron sumar otras 22 cuando Alonso rompió uno de los cilindros maestros del freno, que le dejó parado en boxes 40 minutos y 22 vueltas atrás.

Ahí se acabó la carrera para ellos, lo que deja peor sabor de boca después de que entre Alonso y Norris marcasen uno de los mejores ritmos de carrera por la noche.

Para complicar las cosas, Norris tuvo un problema de embrague cuando estaban luchando por acercarse al 'top-10', y después otra avería en los frenos con Alonso que llevó a su Ligier al vigésimo puesto.

Desde ese momento, una pesadilla para el joven Norris, que acompañará a Alonso en McLaren la próxima temporada como piloto de pruebas, con varias entradas al boxes que le dejaron penúltimo de su clase.

Pero Alonso dijo en rueda de prensa irse satisfecho porque ahora conoce mucho mejor cómo se conduce un prototipo y sabe que puede mantener el ritmo de los mejores, y todo con la mirada puesta en una futura participación en las 24 Horas de Le Mans.

Pero se lamentó de la "oportunidad perdida" y consideró que podrían haber alcanzado el podium, pues el otro Ligier del equipo acabó cuarto siendo más lento que el que él y los suyos manejaban.

Los problemas fueron mecánicos, porque fue una carrera limpia, sin grandes accidentes y con escasa presencia del coche de seguridad, lo que permitió volar a los monoplazas.

Así, el Cadillac ganador batió dos récords del Daytona International Speedway, el de mayor número de vueltas finalizadas (808) y mayor distancia total recorrida (2.876,48 millas o 4.629,23 kilómetros), marcas que databan de 1992 y 1982, respectivamente.

El mismo tipo de problemas tuvo el también español Dani Juncadella, que iba quinto cuando sufrió un pinchazo que dañó parte de su Oreca LMP2.

Este incidente, acompañado de uno posterior, le relegaron a pelear por entrar entre los 10 primeros, pero se tuvo que conformar con la decimoquinta posición.

El cuarto español en liza, Miguel Molina, entró en meta justo detrás del Ligier de Alonso, en la trigésimo novena posición.

El Porsche 488 GT3 que compartió con los mexicanos Martín Fuentes, Ricardo Pérez de Lara y Santiago Creel y el irlandés Matt Griffin comenzó la prueba en cabeza, pero el motor de su bólido comenzó a arder y cuando los mecánicos lo repararon ya estaban perdidos en la cola del pelotón.

Fittipaldi es líder y Alonso se retrasa a falta de 5 horas en Daytona

El brasileño Christian Fittipaldi (Cadillac) sigue líder de las 24 Horas de Daytona a falta de cinco horas para el fin de la carrera, mientras el Ligier de Fernando Alonso volvió a tener problemas que le vuelven a alejar de los 10 primeros clasificados.

Fittipaldi disfruta de una ventaja de tres vueltas sobre el estadounidense Eric Curran abordo de otro Cadillac que, guiado por el británico Mike Conway llegó a amenazar en esta última hora al brasileño durante la cuarta bandera amarilla de la prueba.

Finalmente, el Cadillac número 5 del equipo Mustang Sampling Racing mantuvo el liderazgo que ha mostrado en buena parte de la carrera y se perfila como máximo favorito.

En tercera plaza iba Will Owen a los mandos del Ligier 32, el otro coche del equipo de Alonso, el United Autosport, que ha mantenido una gran regularidad durante toda la carrera, pero una avería en su embrague le relegó a la quinta plaza a poco más de cinco horas para el fin de la mítica prueba estadounidense.

Hasta ese momento se había mostrado completamente fiable, todo lo contrario que el monoplaza del asturiano, que primero pinchó con Phil Hanson al volante y después tuvo una avería en su sistema de frenado con Alonso.

Por último, Lando Norris también se vio obligado a parar cuando era decimoquinto en la general y undécimo de la clase prototipo. A falta de cinco horas son decimonovenos en la general y duodécimos entre los prototipos.

Tras bajarse del auto, Alonso se mostró "contento" con la experiencia en un vídeo publicado en su cuenta de Instagram, especialmente por que su Ligier era de los "2-3 coches más rápidos", aunque lamentó que los problemas sufridos por la noche, especialmente el del freno, que los dejó parados 22 vueltas, hayan lastrado sus opciones.

El otro español en la división de prototipos, Dani Juncadella, tampoco ha tenido suerte con las averías y perdió todas sus opciones de estar con los de arriba después de que un nuevo problema mecánico le obligase a parar y quedar justo delante del monoplaza de Alonso.

Otro que ha tenido problemas es el Acura Team Penske número 5 del colombiano Juan Pablo Montoya, que se vio obligado a parar debido a una avería cuando estaban con los primeros, aunque desde entonces han recuperado parte del terreno perdido y son décimos.

En la categoría GTLM, el madrileño Antonio García es tercero de su división y decimotercero de la general con su Corvette, conducido en estos momentos por el danés Jan Magnussen.

El cuarto español en liza, Miguel Molina, sigue en la parte final de la prueba en el monoplaza que comparte con los mexicanos Martín Fuentes, Ricardo Pérez de Lara y Santiago Creel y el irlandés Matt Griffin.

Su Porsche 488 GT3 comenzó la prueba en cabeza, pero el motor de su bólido comenzó a arder y tuvieron que esperar a que los mecánicos resolvieran la situación, aunque para entonces eran antepenúltimos.

A falta de cinco horas, ocupan el puesto 42 sobre un total de 45 monoplazas en carrera.

Suscribirse a este canal RSS