Armas
Acceso

Doblete de Ostberg en el Colin's Crest

Mads Ostberg voló con su Citroën C3 WRC y se hizo con su segundo Colin's Crest Award en el Rallye de Suecia hoy (sábado).

Desde 2009, los organizadores del rallye han entregado el premio, nombrado en honor al Campeón del Mundo de 1995 Colin McRae, al piloto que salta más lejos de la gran cresta cerca del final de la especial de Vargåsen.

Ostberg ganó el premio en 2017 con un salto de 42 metros en un Ford Fiesta WRC, y hoy ha igualado esa distancia al volante de un Citroën C3 WRC para reclamar el honor por segunda vez.

El vuelo ganador del noruego llegó en la primera pasada a través de Vargåsen el sábado por la mañana en el TC11.

Los organizadores del rallye nombraron a Sébastien Ogier subcampeón de este año, con un salto de 41 metros con su Ford Fiesta WRC, mientras que Pontus Tidemand fue tercero, saltando con su Skoda Fabia 39 metros.

El noruego Eyvind Brynildsen todavía tiene el récord de salto absoluto con un vuelo de 45 metros con un Ford Fiesta R5 en 2016.

En un tweet esta tarde, Ostberg agradeció a los organizadores del rallye y dedicó su premio a los seguidores de 'Ostberg Airlines'.

Otro piloto que ha llenado las redes sociales después de Colin's Crest fue el copiloto del líder del rallye, Thierry Neuville, Nicholas Gilsoul.

Los belgas establecieron el mejor tiempo en la segunda pasada por Vargåsen, a pesar de un vuelo acrobático que casi puso a su Hyundai de lado. “Más rápido en el #TC14...Preparado para cambiar mi ropa interior ahora”, twitteó Gilsoul.

Mads Ostberg: "Siempre he sido rápido en el Rallye de Suecia"

El noruego Mads Ostberg afronta el Rallye de Suecia como piloto oficial de Citroën, porque "siempre ha sido una prueba realmente especial para mí ya que siempre he sido rápido", así que "estoy muy contento de tener esta oportunidad para volver a disputarla con el equipo", argumentó.

Lo que espera es poder "aprovechar al máximo el shakedown en Satory y luego el día de las pruebas previas para adaptarme rápidamente al Citroën C3 WRC".

En cualquier caso, "ya estoy a la altura en estas condiciones tras haber disputado dos rallys de invierno en Noruega, el segundo de los cuales gané. Con los mayores bancos de nieve este año, las pistas probablemente serán más estrechas y más exigentes técnicamente, por lo que quizás los escandinavos podamos aprovechar nuestra mayor experiencia en condiciones como estas”, detalló.

Ostberg debuta en circuitos

Mads Ostberg debutó en los circuitos el pasado fin de semana con la intención de mejorar sus habilidades de pilotaje sobre asfalto antes del RallyRACC Catalunya - Rallye de España (5 - 8 de octubre).

El noruego hizo su debut en pista al volante de un Porsche 911 GT3, como piloto invitado en la cita final de la Scandinavian Porsche Carrera Cup en el trazado de Mantorp Park en Suecia.

Más habituado al Ford Fiesta WRC del Campeonato del Mundo, Ostberg tuvo la oportunidad de familiarizarse con el Porsche de tracción trasera en una prueba pasada por agua antes de la carrera.

Y después de que la cámara onboard demostrase de que Mads buscaba un freno de mano inexistente, su equipo le añadió una palanca falsa para hacerle sentir más cómodo.

Pilotando el coche número 911 en la carrera del sábado, Ostberg terminó noveno y séptimo en la segunda manga.

Después de perderse la última cita del WRC en Alemania, Ostberg dijo que estaba feliz de tener la oportunidad de practicar antes de su regreso en España.

“Este tipo de entrenamiento ayuda tanto mi técnica y conciencia sobre el estilo de pilotaje y me ayudará a realizar mejores cronos en asfalto”, dijo.

“He mejorado mi pilotaje durante el fin de semana y estoy contento con mi progreso. La meta era el Top 5, pero debido a una mala calificación sólo logré la séptima partiendo de la undécima plaza. Es un resultado aceptable para primera vez. Ya es hora de centrarse en el rallye y realmente estoy deseando volver a poner mis manos en el volante de un World Rally Car".

Ostberg no correrá en Alemania

Mads Ostberg no correrá el ADAC Rallye de Alemania de esta semana [17 - 20 de agosto] debido a un problema técnico en su coche.

El noruego debía unirse a la disputada categoría del WRC 2 de Alemania, pero retiró su inscripción el domingo, una semana después de que su Ford Fiesta R5 sufriera un fallo en la dirección asistida en un rallye de calentamiento en Polonia. [Leer más aquí]

Ostberg y el copiloto sueco Patrick Barth lideraron el Rallye Rzeszow cuando el coche falló.

"Fue aterrador porque sucedió de repente cuando entramos en una esquina muy rápida”, explicó Mads. "Sin la ayuda de potencia, la dirección se cerró con eficacia y casi logré salvar el coche en una curva a casi 180 km/h. No pudimos arreglar la dirección y tuvimos que retirarnos".

El Fiesta R5, del equipo Adapta de la familia Ostberg, tiene dos generaciones más que el último modelo R5 y no se puede arreglar a tiempo para el rallye del WRC de esta semana.

"Podemos actualizar los mecánicos, pero habrá problemas con el software que no podemos cambiar con tan poco tiempo de antelación. No podemos controlar el 100% que esto no va a suceder de nuevo, hasta que tengamos más actualizaciones. Hemos decidido no salir en Alemania”, dijo Mads.

Una no presentación en Alemania retrasará el nombramiento de Ostberg de su nuevo copiloto para reemplazar a Ola Fløene, después de que se saparasen el mes pasado.

Ostberg ha organizado ensayos con tres contendientes. Fue copilotado por Torstein Eriksen en el Neste Rallye de Finlandia, mientras que Barth se asoció con él en el Rally Rzezow. Se planeó que el sueco Emil Axelsson cantase las notas de Mads en Alemania.

Ostberg añadió: "Torstein hizo un gran trabajo en Finlandia y Patrick en las especiales que tuvimos en Polonia. Emil era el tercer candidato, y ahora tenemos que encontrar otra solución para continuar con el proceso de evaluación”.

La próxima cita de Mads será en el RallyRACC Catalunya - Rallye de España de octubre.

Ostberg abandonó en Polonia por "la seguridad en el coche, de los espectadores y el medio ambiente"

Los preparativos de Mads Ostberg para el próximo ADAC Rallye de Alemania (17-20 de agosto) tuvo contratiempos cuando se vio obligado a abandonar en el Rallye Rzeszow de Polonia.

El noruego aprovechó el Campeonato de Europa de Rallyes como calentamiento para su participación en el WRC 2 en Alemania a finales de este mes e inicialmente lideró el rallye de asfalto con su Ford Fiesta R5.

Sin embargo, el coche patrocinado por OneBet de Ostberg bajó a la sexta posición cuando se vio obligado a conducir sin dirección asistida en los 14 kilómetros del TC4. Eso significó que terminó la primera jornada a 38 segundos del francés Bryan Bouffier.

Todas las esperanzas de una buena actuación en la segunda jornada fueron arruinadas el sábado por la mañana cuando Ostberg golpeó una roca en el TC6 y pinchó el neumático delantero izquierdo de su coche. Aunque él y el copiloto Patrik Barth progresaron en el TC7, se retiraron poco después por la dificultad de correr con el coche en mal estado
Ostberg llegó a rodar líder en Polonia.

“Tuvimos un duro impacto en la rueda delantera izquierda en el TC6 después de golpear una piedra en un corte”, explicó el noruego en su página oficial de Facebook. “No estaba al 100% contento con la dirección después de eso. Con el problema de la dirección asistida en mente, que no había sido investigado, tomamos la decisión por seguridad en consulta con el equipo después del TC7. Tenemos que pensar en la seguridad en el coche, pero también la seguridad para los espectadores y el medio ambiente a lo largo del tramo”, y por eso decidió no continuar.

Después de separarse del copiloto Ole Fløene antes del Neste Rallye de Finlandia, Ostberg está actualmente probando a tres copilotos. Él hizo Finlandia con Torstein Eriksen y Patrik Barth fue con el que corrió el Rally Rzeszow.

Contará con Emil Axelsson (ex Patrik Sandell, P-G Andersson y Pontus Tidemand) en el ADAC Rallye de Alemania antes de tomar una decisión sobre la identidad de su navegante para el resto de 2017.

“Estoy buscando una buena amistad y un copiloto talentoso que realmente puede entender las notas”.

Ostberg voló 50 metros en Finlandia

Mads Ostberg confirmó su estatus como el rey del salto del WRC en el Neste Rallye de Finlandia el pasado fin de semana pasado.

En un rallye famoso por sus saltos impresionantes, el noruego encabezó la clasificación en el más grande de todos ellos – el salto de la casa amarilla de la legendaria especial de Ouninpohja.

Lo logró por la mínima. Ott Tänak voló con su Ford Fiesta WRC 49 metros durante la primera pasada a en el tramo del sábado por la mañana.

Sin embargo, Ostberg alcanzó la mágica marca de 50 metros durante la segunda pasada con su Fiesta WRC, 7,5 metros mejor que el segundo que voló más, Esapekka Lappi.

El salto de la casa amarilla, nombrado por la casa que hay junto a la carretera poco antes del salto, es para el más valiente de los valientes. Fue utilizado en su formato tradicional después de ser volado en la dirección opuesta hace 12 meses.

El vuelo de Ostberg igualó sus actuaciones a principios de temporada. Voló más lejos en la nieve y el hielo del Colin's Crest en el Rallye de Suecia y fue del vuelo en el salto de Fafe en el Vodafone Rallye de Portugal.

Ostberg voló más que nadie en Fafe

Mads Ostberg fue el rey de los vuelos en el salto de Fafe durante el Vodafone Rallye de Portugal el pasado fin de semana.

Él hizo vibrar a los miles de seguidores que se dieron cita en el mítico salto al volar 36 metros con su Ford Fiesta WRC en el Power State final del rallye (vídeo abajo).

El ganador del rallye, Sébastien Ogier, fue quién saltó más lejos durante la primera pasada del domingo por la mañana cuando alcanzó 32 metros [abajo]. Pero fue el segundo pase cuando los pilotos ofrecieron aún mayor entretenimiento para los aficionados.

Esapekka Lappi, Khalid Al Qassimi, Elfyn Evans y Ostberg volaron largo y alto antes de coquetear con la zanja a la izquierda del camino cuando regresaron a la tierra.

“Podría haber saltado un poco más, pero fue espectacular. El coche se tiró ligeramente a la izquierda cuando despegó y eso da bastante miedo. Cuando estaba en el aire pensaba: "esto no va a terminar bien", dijo Ostberg a wrc.com.

El noruego de del OneBet Jipocar creyó que el salto cambió entre las dos pasadas, una opinión compartida por Evans.

“Sentí que salté mucho más, pero incluso en la primera pasada di un salto muy malo y ladeado también. Normalmente es un salto perfectamente plano”, explicó el galés.

“No estaba planeando intentar un gran salto en absoluto y frené bastante duro. Pensé que llevaba velocidad similar a la primera pasada, pero debí haber llevado un poco más. No era el tamaño del salto el problema, era la forma en que el coche estaba apuntando".

Un hombre que no salió bien parado de Fafe fue Quentin Gilbert. El francés volcó su Skoda Fabia R5 final durante la primera pasada, neutralizando el tramo y se vio obligado a abandonar en el WRC 2.

"Frené demasiado fuerte antes del salto y el coche se hundió de morro, se quedó atascado en la tierra y saltamos por delante de decenas de miles de espectadores", explicó Gilbert.

Suscribirse a este canal RSS