Álex y Santi esperan mejorar su rendimiento en la evolución del Renault Clio RS N5

El Rallye Rías Baixas regresa a los certámenes automovilísticos nacionales, y lo hace formando parte de la novedosa Copa de España de Asfalto -lo que anteriormente era el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto-, convirtiéndose así en una cita imprescindible para los equipos gallegos como es el caso de Pais Competición. De esta forma los vigueses tienen puesto en la cita de casa el máximo interés para salir más que motivados, en una prueba en la que esperan realizar un buen papel.

Y es que correr delante de tus patrocinadores, aficionados, familia y amigos siempre tiene un añadido muy especial para los deportistas, y más en una cita de prestigio como lo es el Rías que en esta ocasión se celebra a doble jornada. Será la tarde del viernes 23 de julio el momento de la salida, desde el Campus de Vigo para disputar el corto tramo de "Vigo-Castro" en dos ocasiones, para el sábado, día 24, disputarse el grueso de la competición, con los tramos de "Vigo-Nigrán", "Gondomar-Porriño" a triple pasada y "Salceda" a doble pasada.

"Es el rallye de casa, el que desde niños nos hizo vibrar y creó nuestra afición por el automovilismo. Por eso sales más que motivado para poder realizar un buen papel, sobre todo por nuestros patrocinadores que son de la ciudad y comarca. Para nosotros es un rallye conocido, con tramos que nos gustan mucho y en los que nos sentimos muy cómodos, en los que esperamos seguir mejorando en la adaptación y evolución con el coche para poder estar cada vez más cerca de los equipos de cabeza en la general. Quizás sea aún pronto, pero nos gustaría luchar por la categoría N5, y para ello tenemos que mejorar bastante desde el primer metro de la carrera. Es un reto importante el que tenemos por delante, por lo que tendremos que trabajar muy duro para lograr los objetivos" comenta Álex Pais ante la cita del fin de semana.