Vinyes abandona en Hungría cuando lideraba su categoría

Joan Vinyes-Jordi Mercader (Suzuki Swift R4lly S) no pudieron conservar hasta el final, el excelente inicio que protagonizaron en la primera etapa de la edición 2021 del Rally de Hungría. Los pilotos de Suzuki Ibérica se situaron en la primera plaza de la provisional del rally, pero una salida de pista, en la sexta cronometrada, tuvo consecuencias insalvables para continuar compitiendo. El debut de Vinyes-Mercader en Hungría se acabó antes de lo esperado y además en una posición de privilegio, eran líderes del ERC2.

El rally estuvo marcado en general, por la intransigencia de los organizadores durante los reconocimientos en agilizar algunos horarios, en contraste con los continuos retrasos que se produjeron desde que los pilotos se situaron al volante del vehículo de competición.

Para empezar, reconocimientos maratonianos.
Las dos jornadas de reconocimientos en la zona norte de Nyiregyhaza, sobre todo la del jueves (día 21), fueron una verdadera prueba de resistencia para la forma física de los equipos inscritos en el rally. El inicio estaba previsto a las 7.00 horas, pero con antelación, un largo enlace (90’) hasta la primera zona a reconocer provocó que a las 5.30 horas, los pilotos ya estuvieran al volante de sus vehículos de calle para descubrir las sorpresas que se escondían en unos tramos cronometrados, de los cuales todas las referencias no eran demasiado positivas.

Al final de casi 20 horas de actividad en este primer día en Hungría, Vinyes nos comentaba: No sabría como definir el recorrido de este rally. Quizá se podría catalogar de “extraño”. Me habían avisado de que las zonas de tierra eran habituales en los tramos, pero no me imaginaba que fueran tantas y tan largas. No sé, la suerte es que parece que no lloverá, este trazado con lluvia sería una auténtico infierno.

Además añadía. Otro detalle que me ha sorprendido es los tiempos muertos que a veces hemos tenido entre el reconocimiento de una especial y la siguiente. En una ocasión hemos pedido, varios equipos que estábamos en la salida, adelantar el inicio del reconocimiento y se nos ha denegado la posibilidad.
En mi opinión, creo que los pilotos locales o los que han disputado en diversas ocasiones este rally tienen una clara ventaja, tanto por conocer el escenario como por saber la manera de proceder de lor organizadores. Todo puede ayudar a montar la estrategia de las jornadas previas al inicio de la competición.

Ambiente otoñal en el norte de Hungría, con fuerte viento sobre todo el viernes (día 22).
Como pronosticó Joan, o quizá era un deseo más que un pronóstico, la lluvia no apareció en ninguna de los días en que los pilotos desarrollaron su actividad en el recorrido del rally. En concreto, el viernes (día 22), durante la disputa del free-practice y la primera cronometrada el cielo amenazó en algunos momentos la posibilidad de lluvia, pero al final se desvaneció. Sin duda un gran alivio para los pilotos en general.

Free-practice a medias para los vehículos del equipo Suzuki Ibérica.
La “free practice” (2 pasadas por la especial de casi 5 km en la zona Napkor), tuvo un desenlace particular para los dos SWIFT del equipo Suzuki. Después de una primera pasada, en la que marcaron los mejores cronos de la ERC2, no volvieron a superar el mencionado trazado en el que, por cierto, ya apareció la tierra entre zonas de asfalto.
Vinyes nos comentó el porqué de no hacer un segundo paso por la especial de Napkor: El tiempo material para realizar las dos pasadas era muy justo, hay que tener en cuenta que había 30’ de enlace entre la asistencia y la especial, que podía ser un tiempo superior teniendo en cuenta que para llegar a la especial se tenía que cruzar la localidad de Nyiregyhaza. El Swift funcionó de manera impecable en el paso inicial y por tanto optamos por quedarnos en la asistencia.

Etapa 1. Empezó de manera espectacular, pero ...
En el paso por el primer bucle (3 especiales) todo se desarrolló con normalidad, el Swift se comportó sin problemas y esto tuvo fiel reflejo en los cronos. Voinyes-Mercader se situaron en cabeza de la provisional de la prueba con una ventaja considerable respecto a sus compañeros de equipo. Pardo-Pérez, que se había visto perjudicados por un pinchazo.

En la segunda pasada por las mismas especiales, el resultado fue muy diferente. En la sexta especial (segunda pasada por Fuzer-Abaujvari), se produjo el incidente que obligó al abandono del Suzuki#24. Así nos lo explicó Vinyes: El Swift se descolocó de manera inesperada, dimos un toque con muro y se rompió la suspensión trasera izquierda. Era evidente que no había solución y que la experiencia húngara, para nosotros, se había acabado.
Una pena estábamos en una situación cómoda en la clasificación y por este motivo tampoco íbamos al límite. Hay que recurrir a uno de los tópicos “Las carreras son así”. Me decepcionó mucho abandonar el rally en estas circunstancias sobre todo pensando en el equipo, el doblete parecía posible y, sin duda, hubiera sido un excelente resultado en un rally tan exigente.

Dentro de 3 semanas, el Rally Islas Canarias será el obstáculo a superar. El podio de la ERC2 aún es posible.
El Rally Islas Canarias, última prueba del calendario del Campeonato de Europa de Rallys (ERC), se disputará el próximo mes de Noviembre (días 18, 19 y 20), en las especiales habituales de la Isla de Gran Canaria. Un rally conocido en el que Vinyes-Mercader, harán todo lo que esté en su mano para resarcirse de la mala suerte de Hungría y aprovechar las opciones que puedan presentarse para estar en el podio final de la ERC2 2021.